lunes, 4 de septiembre de 2017

+ MENSAJE DE LA VIRGEN EN MEDJUGORJE 02-09-17


“Queridos hijos, ¡quién mejor que yo puede hablaros del amor y del dolor de mi Hijo! He vivido con Él, he sufrido con Él. Durante la vida terrena he experimentado el dolor, porque fui madre. Mi Hijo amaba los pensamientos y las obras del Padre Celestial, el verdadero Dios. Y, como Él me decía, había venido para redimiros. Yo escondía mi dolor en el amor, y vosotros, hijos míos, tenéis numerosas preguntas. No comprendéis el dolor. No comprendéis que, a través del amor de Dios, debéis aceptar el dolor y soportarlo. Cada criatura de Dios lo experimentará en menor o mayor medida, pero, con la paz en el alma y en estado de gracia, la esperanza existe: es mi Hijo, Dios, nacido de Dios. Sus palabras son la semilla de la vida eterna que, sembradas en las almas buenas, producen numerosos frutos. Mi Hijo ha llevado sobre sí el dolor porque ha tomado sobre sí vuestros pecados. Por eso, hijos míos, apóstoles de mi amor, vosotros que sufrís, sabed que vuestros dolores se convertirán en luz y en gloria. Hijos míos, mientras soportáis el dolor, mientras sufrís, el Cielo entra en vosotros. Y vosotros, dad un poco de Cielo y mucha esperanza a quienes tenéis alrededor. ¡Os doy las gracias!”

lunes, 28 de agosto de 2017

+ MENSAJE DE LA VIRGEN EN MEDJUGORJE 25-08-2017


“Queridos hijos, hoy os invito a ser personas de oración. Orad hasta que la oración se convierta en alegría para vosotros y en un encuentro con el Altísimo. Él transformará vuestro corazón y vosotros os convertiréis en personas de amor y de paz. No olvidéis, hijos míos, que Satanás es fuerte y desea alejaros de la oración. No olvidéis que la oración es la llave secreta del encuentro con Dios. Por eso estoy con vosotros, para guiaros. ¡No desistáis de la oración! Gracias por haber respondido a mi llamada”

viernes, 4 de agosto de 2017

+ MENSAJE DE LA VIRGEN EN MEDJUGORJE 02-08-17



“Queridos hijos, por voluntad del Padre Celestial, como Madre de Aquel que os ama, estoy aquí con vosotros para ayudaros a conocerlo, a seguirlo. Mi Hijo os ha dejado las huellas de sus pies para que os sea más fácil seguirlo. No temáis, no estéis inseguros, yo estoy con vosotros. No os dejéis desanimar, porque es necesaria mucha oración y mucho sacrificio por aquellos que no oran, aquellos que no aman y no conocen a mi Hijo. Ayudadlo viendo en ellos a vuestros hermanos. Apóstoles de mi amor, prestad atención a mi voz en vosotros, sentid mi amor materno. Por eso, orad; orad actuando, orad dando, orad con amor, orad con las obras y con los pensamientos, en el Nombre de mi Hijo. Cuanto más amor deis tanto más recibiréis; el amor surgido del Amor ilumina el mundo; la redención es amor y el amor no tiene fin.  Cuando mi Hijo venga de nuevo a la Tierra buscará el amor en vuestros corazones. Hijos míos, Él ha hecho por vosotros muchas obras de amor: yo os enseño a verlas, a comprenderlas y a darle gracias amándolo y perdonando siempre de nuevo al prójimo; porque amar a mi Hijo significa perdonar. A mi Hijo no se lo ama si no se sabe perdonar al prójimo, si no se intenta comprenderlo, si se lo juzga. Hijos míos, ¿de qué os sirve la oración si no amáis y no perdonáis? Os doy las gracias”.

jueves, 27 de julio de 2017

+ MENSAJE DE LA VIRGEN EN MEDJUGORJE 25-07-17



“Queridos hijos! Sed oración y reflejo del amor de Dios para todos los que están lejos de Dios y de los Mandamientos de Dios. Hijos míos, sed fieles y decididos en la conversión y trabajad en vosotros mismos a fin de que la santidad de la vida pueda hacerse verdad para vosotros. Exhortaros al bien a través de la oración para que vuestra vida en la Tierra sea más agradable. Gracias por haber respondido a mi llamada”

lunes, 3 de julio de 2017

+ MENSAJE DE LA VIRGEN EN MEDJUGORJE 02-07-17


“Queridos hijos, os doy las gracias porque respondéis a mis llamadas y porque os reunís en torno a mí, vuestra Madre Celestial. Sé que pensáis en mí con amor y esperanza, y yo también siento amor hacia todos vosotros, como también lo siente mi amadísimo Hijo que, en su amor misericordioso, siempre y de nuevo me envía a vosotros. Él, que se hizo hombre, que era y es Dios, Uno y Trino; Él, que por vuestra causa ha sufrido en el cuerpo y en el alma. Él, que se ha hecho Pan para nutrir vuestras almas, y así salvarlas. Hijos míos, os enseño cómo ser dignos de Su amor, a dirigir a Él vuestros pensamientos, a vivir a mi Hijo. Apóstoles de mi amor, os envuelvo con mi manto porque, como Madre, deseo protegeros. Os pido: orad por todo el mundo. Mi Corazón sufre, los pecados se multiplican, son muy numerosos. Pero con vuestra ayuda, que sois humildes, modestos, llenos de amor, ocultos y santos, mi Corazón triunfará. Amad a mi Hijo por encima de todo y a todo el mundo por medio de Él. No olvidéis nunca que cada hermano vuestro lleva en sí algo precioso: el alma. Por eso, hijos míos, amad a todos aquellos que no conocen a mi Hijo, para que, por medio de la oración y del amor que proviene de esta, puedan ser mejores; para que la bondad en ellos pueda vencer, para que las almas se salven y tengan vida eterna. Apóstoles míos, hijos míos, mi Hijo os ha dicho que os améis los unos a los otros. Que esto esté escrito en vuestros corazones y con la oración procurad vivir este amor. ¡Os doy las gracias!”

lunes, 26 de junio de 2017

+ MENSAJE DE LA VIRGEN EN MEDJUGORJE 25-06-17



“Queridos hijos: Hoy quiero agradeceros vuestra perseverancia e invitaros a abriros a la oración profunda. Hijos míos, la oración es el corazón de la fe y de la esperanza en la vida eterna. Por eso, orad con el corazón hasta que vuestro corazón cante con gratitud a Dios Creador que os ha dado la vida. Yo estoy con vosotros, hijos míos, y os traigo mi bendición maternal de paz. ¡Gracias por haber respondido a mi llamada!”

miércoles, 14 de junio de 2017

+ ¿DE DÓNDE SACO EL TIEMPO PARA ORAR SI NO LO TENGO?

GospaMuchos pueden decir: “Pero, ¿de donde saco el tiempo para orar si no lo tengo?” Y María podría responderles, como ha hecho en otros mensajes: “No tienes tiempo para orar porque oras muy poco, porque cuando saques más tiempo para la oración verás que hasta te sobrará tiempo para lo que antes no tenía” Entonces, el problema de la gente que no encuentra tiempo para la oración, quizá en el fondo es, que aman a Jesús como deben. Porque cuando una persona ama a alguien, a su mujer, a su marido, a sus hijos… saca el tiempo para atenderle, para servirle, para estar con él. Pero, ¿qué pasa cuando al que hay que atender es a Jesús? ¡Para muchos ya no hay tiempo! Entonces, el problema no es el tiempo sino la falta de amor al Señor.
En la práctica se ve que mientras más se ama a Jesús más se ama al prójimo porque Jesús nos acerca al prójimo. Pero cuanto menos le amamos menos se ama al prójimo. Por eso hay tantas peleas entre personas que supuestamente se aman, hasta divorcios, separaciones… La razón: porque no está Jesús en el corazón. Entonces, no es que haya que amar más al prójimo, sino orar más para que Jesús esté más en el corazón y de tal forma haya más amor.
 Al final la Madre dice lo que otras veces ha repetido: “Yo estoy con ustedes y los amo a todos con mi amor materno.” ¡Sea alabado Jesucristo!