jueves, 23 de febrero de 2017

+ EL MÉDICO QUE ATENDIÓ AL PADRE SLAVKO AL MORIR, ES AHORA SACERDOTE


slavkoEric Kuhen es un sacerdote austriaco nacido en Innsbruck. Cuando era un joven estudiante de medicina comenzó una búsqueda intensa del sentido de la vida. Probó en la secta Moon y en los Testigos de Jehová. Hasta que un día se asomó a la ventana, cuando el Papa Juan Pablo II pasaba en la comitiva de una visita apostólica a su ciudad. Fue a la Misa que celebró el Santo Padre, pues pensó "puedo decir que el Papa ha venido a mi casa para invitarme". Allí se convirtió. Tiempo después llegó a Medjugorje con el deseo de conocer a la Madre de Dios y consagrarse a Ella. Durante una aparición sintió la llamada al sacerdocio pero después la desechó.
Trabajó como médico un tiempo junto a la Comunidad de las Bienaventuranzas en Medjugorje. Un viernes, a pesar del mal tiempo y la lluvia sintió el deseo de hacer el Via Crucis del Monte Krizevac. En la decimotercera estación, una veintena de personas se le acercaban corriendo, era muy peligroso porque la piedras resbalaban por la lluvia. Buscaban un médico. Él se acercó y vio al padre Slavko acostado en el suelo. No encontraba el pulso y comprendió que se estaba muriendo. Dijo a los peregrinos: "Oren, oren, oren, porque no puedo ayudarlo". Cuando el padre Slavko exhaló su último respiro, la lluvia cesó. Las nubes se retiraron encima de la Iglesia y quedó iluminada por el sol. Salió un pequeño arco iris brillante. En ese momento tuvo la certeza interior de que el Padre Slavko estaba en el Cielo.
Cuando bajaban el cuerpo Eric rezaba: "Fray Slavko, ahora que estás en el Cielo, ¿me das un poco de tu espíritu?" Y mientras pronunciaba estas palabras, la mano del padre Slavko, que se movía de un lado a otro por la bajada, le tocó la espalda: sintió algo inexplicable. Este signo renovó su llamada: dio su sí a Dios y decidió ser sacerdote.
Fuente: Reina de la Paz TV

viernes, 10 de febrero de 2017

+ MEDJUGORJE, UN CASO DE CURACIÓN DE UN TUMOR CEREBRAL

Un caso de curación de un tumor cerebral

calendario-2017El Doctor Mattalia reportó el siguiente caso de curación de un tumor cerebral. Se trataba de Emanuela, una médico, casada y con dos hijos. Se le diagnosticó un tumor cerebral y fue inmediatamente operada y sometida a quimioterapia. Tras las pruebas pertinentes todo parecía ir bien. Sin embargo tuvo una gran recaída y los médicos le informaron de que esta vez era inoperable. Nueve médicos, entre radiólogos, neurólogos y neurocirujanos le dan el mismo diagnóstico, algunos de ellos reconocidos doctores italianos y franceses. Sólo uno de ellos contemplaba otra posibilidad: las pruebas salían mal debido a una secuela que le había dejado la quimioterapia: una necrosis.
Emanuela sintió un fuerte deseo de ir a Medjugorje, aunque ella siempre había querido agradecer a la Virgen el restablecimiento de su primera intervención y pensaba peregrinar a Lourdes. En Medjugorje sintió una descarga que le recorría la espalda durante una aparición en casa de Vicka. Al día siguiente consiguió subir al Monte de la Cruz en 33 minutos.
En Ginebra, ella nuevamente se sometió a pruebas. Esta vez las pruebas salían bien y en efecto, sólo estaba la necrosis sugerida por aquel último doctor y sus efectos estaban atenuados hasta prácticamente desaparecer. Emanuela comenzó a llevar una vida perfectamente normal. El único cambio, según ella misma cuenta, es que en su corazón ha entrado la fe, ha comprendido gracias la Reina de la Paz que Dios no está lejos, sino dentro de nosotros.
Fuente: Reina de la Paz 

viernes, 3 de febrero de 2017

+ MENSAJE DE LA VIRGEN EN MEDJUGORJE 02-02-17


“Queridos hijos, vosotros que os esforzáis en ofrecer cada día de vuestra vida a mi Hijo, vosotros que procuráis vivir con Él, vosotros que oráis y os sacrificáis, vosotros sois la esperanza en este mundo inquieto. Vosotros sois los rayos de la luz de mi Hijo, el evangelio vivo, y sois mis queridos apóstoles del amor. Mi Hijo está con vosotros, Él está con los que piensan en Él, con los que oran, pero de la misma manera, Él espera pacientemente a los que no lo conocen. Por eso vosotros, apóstoles de mi amor, orad con el corazón y mostrad con las obras el amor de mi Hijo. Esta es la única esperanza para vosotros, este es el único camino hacia la vida eterna. Yo, como Madre, estoy aquí con vosotros. Vuestras oraciones dirigidas a mí, son para mí las más bellas rosas de amor. No puedo no estar allí donde siento el perfume de rosas. Hay esperanza. Os doy las gracias”

lunes, 30 de enero de 2017

+ "RETOMEN LA ORACIÓN DEL ROSARIO"


rosario«Este año, centenario de Fátima, tiene una importancia capital para los creyentes. Observemos atentamente el mensaje que María le ha dado a los tres pastorcitos y que ha recorrido el siglo XX como reguero de luz. En Fátima María se presenta como Nuestra Señora del Rosario y viene para señalar un camino de paz para el mundo entero. Específicamente da un medio seguro para detener la primera guerra mundial (1914-1918): ¡rezar el Rosario!
Debe haber una buena razón, esencial, por la cual la Virgen en todas sus apariciones insiste tanto en que recemos diariamente el Rosario. ¿Por qué esta tierna súplica incesantemente reiterada? Como Madre que es, conoce la vía por excelencia para conducir a sus hijos hacia la felicidad. Mucha gente nunca utiliza esta práctica, algunos directamente la desconocen, y otros finalmente se han cansado de rezar el Rosario y lo han abandonado. ¡Hay que admitir por cierto que en esto hay un tesoro escondido no fácil de descubrir! Por eso les ofrezco esta pequeña explicación: hay dos formas de rezar el rosario una mala y otra buena; mejor dicho, una débil y otra poderosa.
La manera débil: siento, por ejemplo, un gran pesar porque uno de mis progenitores está agonizando en el hospital con grandes sufrimientos. Decido entonces rezar un rosario por él, con la esperanza de obtener su curación o por lo menos un alivio tangible de sus dolores.
Comienzo por lo tanto a recitar mis “Avemarías” casi mecánicamente, con mi espíritu tensionado y focalizado en el sufrimiento de mi ser querido y sobre cómo proceder en este difícil momento. De más está decir que el Rosario me dejará aún más cansado y preocupado que antes. ¡Una pena verdaderamente, porque le he dedicado tiempo!
Y la manera poderosa, tal como la Virgen nos lo enseña con precisión desde hace 35 años. Me encuentro ante una situación similar: uno de mis progenitores agoniza en el hospital en medio de grandes sufrimientos. Voy a compartir este pesar con mi Madre del Cielo. En lugar de encerrarme en mi problema, sencillamente me liberaré de él entregándoselo, dejándoselo, abandonándolo en su Corazón Inmaculado y le diré: “¡De ahora en más, Mamá, este problema es TUYO! Es demasiado pesado para mí; tú te encargarás de él puesto que eres mi Madre. ¿No eres acaso todopoderosa en el Corazón de Dios? ¡Él no puede negarte nada! Mientras tú te ocupas de mi problema, mi corazón aliviado se encontrará liberado para poder orar con serenidad.
Esta oración confiada permitirá que me concentre en Jesús y lo contemple en las diferentes situaciones de su vida evocadas en cada uno de los misterios. Por supuesto, antes de pronunciar las oraciones del Rosario, me detendré para visitar en espíritu el lugar donde aconteció aquel misterio. Es aconsejable releer el pasaje del Evangelio que relata la escena. Con todo mi corazón y con la ayuda de mi imaginación, contemplaré a Jesús en aquella precisa situación, entraré en la escena y participaré de lo que está aconteciendo.
Supongamos que contemplo el quinto misterio luminoso, la Última Cena de Jesús; me dirijo a Jerusalén, entro en el Cenáculo, me siento a la mesa con los apóstoles y participo del festín. ¡También hay un lugar para mí! En efecto, cuando Jesús les dio a sus amigos su Cuerpo y su Sangre, ya pensaba en mí, porque en su espíritu divino veía por anticipado todas las comuniones que recibiría, al igual que las de todos los hombres de todos los tiempos. Participo por lo tanto del acontecimiento en lo que directamente me concierne. No se trata de una vieja historia desconectada de mi vida, porque este gesto de Jesús, Él lo vuelve a realizar ahora para mí mientras yo lo miro y recibo el mismo fruto que en aquel momento hace 2000 años. Como “nos convertimos en lo que contemplamos”, todo lo que vive el Corazón de Jesús en aquel instante se transfunde dentro de mí y de esta manera mi corazón se enriquece con el ardiente amor que emana del Suyo.
Ahora comprendemos por qué esta oración nos llena de los sentimientos de Cristo y nos colma de amor hacia el prójimo. Este amor se traduce luego en acción porque es muy concreto. Así como lo dice la Virgen: “De ustedes, apóstoles míos, busco las rosas de su oración, que deben ser obras de amor; estas son para mi Corazón maternal las oraciones más queridas” (Cada Avemaría del Rosario es una hermosa rosa que le ofrecemos a María) “ámense siempre los unos a los otros; y sobre todo amen a mi Hijo: éste es el único camino hacia la salvación, hacia la vida eterna. Es mi oración preferida porque llena mi corazón de un magnífico perfume a rosas”.»

jueves, 26 de enero de 2017

+ MENSAJE DE LA VIRGEN EN MEDJUGORJE 25-01-17


“¡Queridos hijos! Hoy os invito a orar por la paz. Paz en los corazones, paz en las familias y paz en el mundo. Satanás es fuerte y quiere poneros a todos en contra de Dios, haceros regresar a todo lo que es humano y destruir en los corazones todo sentimiento hacia Dios y las cosas de Dios. Vosotros, hijos míos, orad y luchad contra el materialismo, el modernismo y el egoísmo que el mundo os ofrece. Hijos míos, decidíos por la santidad, y yo, con mi Hijo Jesús, intercedo por vosotros. Gracias por haber respondido a mi llamada”

lunes, 2 de enero de 2017

+ MENSAJE DE LA VIRGEN EN MEDJUGORJE 02-01-17



“Queridos hijos, mi Hijo ha sido fuente de amor y de luz, cuando en la Tierra habló al pueblo de todos los pueblos. Apóstoles míos, seguid su luz. Esto no es fácil: debéis ser pequeños, debéis aprender a haceros más pequeños que los otros, y con la ayuda de la fe, llenaros de Su amor. Ningún hombre en la tierra, sin fe, puede vivir una experiencia milagrosa. Yo estoy con vosotros; me manifiesto a vosotros con estas venidas, con estas palabras; deseo testimoniaros mi amor y mi preocupación maternal. Hijos míos, no perdáis el tiempo haciendo preguntas a las que nunca recibís respuesta: al final de vuestro viaje terreno os las dará el Padre Celestial. Sabed siempre que Dios lo sabe todo, Dios ve y Dios ama. Mi amadísimo Hijo ilumina las vidas y dispersa la oscuridad; y mi amor materno, que me trae a vosotros, es indescriptible, misterioso, pero es real. Yo expreso mis sentimientos hacia vosotros: amor, comprensión y afecto maternal. De vosotros, apóstoles míos, busco las rosas de vuestra oración, que deben ser obras de amor; estas son para mi Corazón maternal las oraciones más queridas, y yo se las presento a mi Hijo, que ha nacido por vosotros. Él os ve y os escucha; nosotros siempre estamos cerca vuestro. Este es el amor que llama, une, convierte, alienta y llena. Por eso, apóstoles míos, amaos siempre los unos a los otros, pero, sobre todo, amad a mi Hijo: este es el único camino hacia la salvación y hacia la vida eterna. Esta es mi oración más querida que, con el perfume más hermoso de rosas, llena mi Corazón. Orad, orad siempre por vuestros pastores, para que tengan la fuerza de ser la luz de mi Hijo. ¡Os doy las gracias!”

jueves, 29 de diciembre de 2016

+ EL TERCER SECRETO SE PODRÁ FILMAR CON CÁMARAS

El tercer secreto se podrá filmar con cámaras

Mirjana Dragicevic-Soldo, julio de 2012-La vidente Mirjana explica que cuando la Reina de la Paz le confió el tercer secreto, Ella le permitió revelar algunos detalles. Quizá porque muchas veces los videntes al comienzo de las apariciones le pidieron a la Gospa que dejara un signo para que todos pudieran creer.
Cuando los dos primeros secretos hayan sucedido, Nuestra Señora dejará un signo permanente en el Monte de las Apariciones, en el lugar donde Ella se apareció por primera vez. Todo el mundo podrá ver que no ha sido hecho por mano humana; las personas podrán fotografiarlo y filmarlo.
Este tercer secreto es el único que los videntes saben que poseen en común, pues no hablan entre ellos sobre los secretos. Mirjana no puede decir más detalles sobre los secretos, excepto que serán anunciados con anterioridad y que, incluso para los más firmes escépticos, será difícil dudar de la existencia de Dios y de la autenticidad de las apariciones.
Mirjana siempre insiste en su testimonio en que no debemos esperar al cumplimiento de los secretos para convertirnos, pues no sabemos el día y la hora en que Dios puede llamarnos a su presencia. "No debemos tener miedo, pues una Madre no puede triunfar si sus hijos no están contentos, si no triunfan con Ella".
Fuente: Reina de la Paz TV